Cómo quitar las manchas en la zona de la axila de tu ropa

Las manchas amarillas en la zona de la axila son la pesadilla para cualquier persona que utilice muchas camisas blancas y de colores claros. No hay nada más antiestético que levantar los brazos y revelar dos grandes manchas amarillas, que de inmediato eliminan tu imagen profesional y pulida. Pareciera que aunque laves y frotes continuamente estas manchas estuviesen destinadas a arruinar todas las prendas blancas y que la única solución fuese el basurero. No te preocupes, es posible eliminarlas por completo. Aprende cómo quitar las manchas en la zona de la axila de tu ropa siguiendo estos consejos.

Lo que no debes hacer

  1. Usar cloro y lejía: Las manchas de la zona de la axila no son causadas por el sudor, sino por el aluminio presente en el desodorante que reacciona con la tela y el sudor, así que productos como el cloro y la lejía empeoran el problema y harán que la mancha amarilla de la axila se fije y oscurezca. Otros detergentes convencionales o el jabón para lavar platos líquido tampoco eliminarán estas manchas.
  2. Dejar que la mancha se fije: la mancha es causada por la acumulación de desodorante y sudor en la tela, si no tratas la mancha cuando aún luce cai imperceptible, y vuelves a usar la camisa sólo harás que el problema se extienda y sea más complicado eliminarla en el futuro. Dejar pasar el tiempo fija la mancha amarilla. Si no puedes aplicar detergente de inmediato, al menos enjuaga la zona de las axilas en agua fría, para eliminar el exceso de desodorante.
  3. Frotar en exceso: en el caso de las manchas en la zona de la axila el producto para remover la mancha hará casi todo el trabajo, así que no vale la pena frotar con fuerza o utilizar un cepillo que pueda arruinar la tela. Aplicar fuerza al frotar no quitará la mancha.

Cómo quitar las manchas en la zona de la axila

Método 1: quitamanchas especializado. Compra un detergente quitamancha con oxígeno activo o enzimáticos, como el Oxiclean o Vanish. Los ingredientes presentes en estos detergentes eliminan las manchas amarillas, no contienen cloro y son seguros para la ropa de colores. Normalmente sólo debes dejar la prenda manchada en remojo con agua fria y el quitamanchas por algunas horas, frotar un poco con las manos y luego lavar como de costumbre. Para manchas más rebeldes o viejas puedes dejar en remojo toda la noche.

Si la mancha en la zona de la axila es antigua y temes que no salga con facilidad, prepara una pasta con el quitamanchas en polvo y un poco de agua, debe quedar espesa. Extiéndela en la zona problema y deja reposar, puedes frotar con un cepillo de dientes viejo o uno de ropa que sea muy suave. Luego lava como siempre.

Método 2: peróxido de hidrógeno: Coloca peróxido de hidrógeno directamente sobre la mancha si no es demasiado extensa o profunda. También puedes poner a remojar la zona de las axilas en un recipiente con peróxido de hidrógeno. Deja reposar algunas horas y luego frota con un cepillo suave y lava la prenda como acostumbres.