Cómo quitar manchas en la ropa blanca

La ropa blanca es un must en el verano, pues te ayuda a sentirte más fresco durante los meses cálidos, además es un color elegante y delicado; pero tiene un único problema: la ropa blanca es un imán para manchas y pareciera que tiene una vida útil corta por esta misma causa. No te preocupes, aún hay esperanza para esa blusa que manchaste con café o con tinta de bolígrafo, aprende cómo quitar manchas de la ropa blanca en un santiamén con estos consejos.

Lo que debes hacer

Para eliminar cualquier mancha de la ropa es importante seguir unos pocos consejos básicos. Lo fundamental es actuar de inmediato para evitar que la mancha se fije a la tela. Para quitar manchas de la ropa debes:

  1. Reconocer el tipo de mancha, para saber qué detergente o método debes usar para eliminarla.
  2. Actuar de inmediato. Enjuaga la prenda con un poco de agua a temperatura ambiente, deja correr el agua para que arrastre las sustancia que ocasionó la mancha.
  3. Trata la mancha de forma adecuada. Aplica el producto necesario, recuerda no frotar sino usar un paño limpio y blanco y dar golpecitos con él. Coloca un paño limpio o servilletas de papel del lado de adentro de la tela, para evitar que la mancha se pase al otro lado.
  4. Cuando hayas tratado la mancha, lava apenas puedas toda la prenda para eliminar cualquier residuo de limpiador.

Lo que debes evitar

  1. Lavar la mancha con agua caliente o exponerla a cualquier fuente de calor. Eso sólo fijará la sustancia a la tela.
  2. Frotar la mancha, pues extenderá la zona problema y hará que la sustancia penetre a profundidad las fibras del tejido.
  3. Usar cloro de inmediato. Aunque te veas muy tentado a usar cloro en toda tu ropa blanca, el cloro es el último recurso, pues suele ser muy abrasivo y deteriora la ropa.
  4. Ponerle el primer removedor de manchas que consigas, sin probar si es adecuado para la tela.
Créditos: A Beautiful February Day (Licencia)
Créditos: A Beautiful February Day (Licencia)

Cómo eliminar manchas de la ropa blanca

  • Tinta de bolígrafo: hierve un poco de leche de vaca y viértela o sumerge la parte manchada de la prenda en ella. Enjuaga con agua a temperatura ambiente.
  • Sangre: vierte un poco de peróxido de hidrógeno/agua oxigenada en la mancha. Déjala actuar y repite si es necesario.
  • Salsas a base de tomate y jugos de frutas: no frotes, sólo deja que el agua se lleve la mayoría de la mancha, luego trata con jabón líquido para lavar platos y vuelve a enjuagar. No frotes.
  • Café: enjuaga con abundante agua tibia y aplica un poco de vinagre diluido en agua.
  • Grasas o aceites: espolvorea un poco de talco sobre la mancha, deja reposar, raspa el talco y repite. Luego lava como acostumbres. Si la mancha es muy persistente, trátala con lavaplatos líquido.
  • Vino tinto: espolvorea la zona afectada con abundante sal, para que absorba el vino. Quita la sal con un cepillo y lava como acostumbres.
  • Maquillaje: suelen ser manchas grasosas, así que el lavaplato líquido puede funcionar. Si sigue manchada, puedes usar un poco de agua oxigenada.
  • Eliminar el percudido: prepara un remojo para tus prendas de algodón con agua, el jugo de dos limones y dos cucharadas de sal. Déjalas remojar un par de horas y luego lava como acostumbres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *