Archivo de la etiqueta: hogar

Algunos de los errores más comunes al lavar la Ropa

Lavar la ropa es una de esas tareas del hogar que son más bien engañosas, pues si bien es cierto que con la tecnología esta tarea parece estar reducida a meter la ropa en la lavadora, poner detergente y listo; hay uno cuantos detalles que debes tener en cuenta para lavar tu ropa de forma eficiente. Conoce cuáles son los errores más comunes al lavar la ropa y evítalos. Tu ropa estará más cuidada, durará más tiempo, además de que lucirá limpia y como nueva.

Usar mucho detergente

Aunque la lógica te diga que es mejor que sobre el jabón a que falte y que usar bastante hará que tu ropa salga aún más limpia, esto no es así. El exceso de detergente sólo se acumula en áreas escondidas y de difícil acceso, como las costuras, bolsillos, pliegues y cuello de camisas, por ejemplo; esto producirá manchas en tejidos oscuros y a la larga puede hacer que se acumulen las bacterias. Es mejor usar la cantidad indicada en la etiqueta del producto.

Utilizar blanqueadores con cloro en tejidos elásticos

La ropa blanca como jeans, leggins, ropa íntima y blusas de tela elástica o que mezclan algodón con spandex nunca deben ser lavadas con cloro o blanqueadores, pues el cloro reacciona con las fibras elásticas y hará que la prenda se ponga amarilla, exactamente el efecto contrario a lo que buscas. Prefiere blanqueadores seguros para ropa de color.

Poner la ropa de color oscuro en la secadora o dejarla al sol

Mantener el color de la ropa negra o de tonos oscuros como nueva es todo un reto y para evitar la decoloración hay cientos de trucos, pero los más efectivos son lavar la prenda al revés con agua fría y no ponerla en la secadora. El calor es el principal responsable de la pérdida de color, así que prefiere secarla al aire libre pero a la sombra.

Sobrecargar la lavadora o secadora

Parecería que al poner la secadora o lavadora al máximo de su capacidad estás ahorrando tiempo, agua y energía, pero en realidad estás evitando que estas máquinas hagan su trabajo de forma eficiente. La ropa apretada es difícil de lavar, el detergente se acumula y el movimiento no la limpia; mientras que en la secadora no permite que el aire caliente circule así que puede necesitar otro ciclo para secarla completamente; además las prendas se arrugarán mucho más y esto se traduce en más tiempo y energía para planchar.

Lavar los trajes de baño y otras prendas de lycra en la lavadora

No importa que uses el ciclo delicado y los pongas dentro de una bolsa especial para ropa interior. El movimiento de la lavadora, el detergente y suavizante arruinan la textura de estos tejidos, los deterioran y acortan su vida útil; además de deslavar los colores. Si quieres mantener tu ropa de playa en perfectas condiciones, enjuágala a mano con abundante agua fría inmediatamente después de usarla y déjala secar a la sombra. Si persiste el olor a mar o cloro, sumérgela un rato en agua con una cucharadita de vinagre, enjuaga y deja secar.

Frotar las manchas

Frotar vigorosamente una mancha sólo la extiende y hace que penetre con profundidad en las fibras de la tela, además de desgastar los tejidos y provocar rupturas. Lo ideal es tratar la mancha de inmediato, utilizando un paño blanco y dando ‘golpecitos’, es decir ejerciendo presión, en vez de frotar hacia los lados. De este modo mantendrás la mancha contenida.